images/stories/agrupacion/cabeceraimpresion.jpg
CEl coordinador de IU incluye esta propuesta en su informe político a la Presidencia Federal –aprobado por 30 votos a favor y 2 abstenciones-, en el que también detalló una amplia batería de ‘propuestas de trabajo’ con las “primarias abiertas a simpatizantes” en un lugar destacado
 

cayolaraCayo Lara, coordinador federal de Izquierda Unida, ha lanzado hoy un llamamiento formal para “construir un bloque que consiga la mayoría en las Elecciones Generales de 2015, y que permita poner en marcha el proceso constituyente que reclamamos”. Lara ha querido hacer esta llamada desde la rigurosidad de la presentación de su informe político a los miembros de la Presidencia Federal de IU reunida hoy en Madrid. Y la ha dirigido a “todas las fuerzas que se reclaman de izquierdas, tanto en lo político, como en lo social y cultural de todos los pueblos de España” para buscar puntos de encuentro “para avanzar en la consolidación de un Bloque Social y Político con aspiración de ganar a la mayoría de la ciudadanía para la construcción de una alternativa de país”.

Del mismo modo, el máximo responsable de IU ha introducido en su informe –primero realizado tras los resultados de las Elecciones Europeas del 25M y en la misma semana de conocerse el anuncio de abdicación del rey- una amplia batería de ‘propuestas de trabajo’, entre las que destacan las dirigidas a la elección de nuevas candidaturas a través de primarias abiertas a simpatizantes o para reforzar la dirección política a través de distintos cambios en su estructura.

Cayo Lara no olvidó dedicar un amplio espacio a lo que venía recogido textualmente en un apartado como “necesaria autocrítica” para mejorar el trabajo en el futuro aprendiendo de los errores más recientes. Finalmente, el conjunto del informe político fue aprobado por 30 votos a favor, 0 en contra y dos abstenciones.

 

“Izquierda Unida puede y quiere ser el eje de la recomposición de este bloque hacia la alternativa”, señaló en referencia a su propuesta para tejer unas alianzas políticas y sociales en las que se debe “compartir estrategias y un nuevo proyecto de país”. Analizó que este bloque social y político “se construye en cada lugar y por abajo” y se hace a partir de la movilización y la lucha, porque “las alianzas se tejen en las movilizaciones, se materializan en los programas que generan la alternativa y se desarrollan en las instituciones”.

En la parte propositiva, Cayo Lara introdujo explícitamente la de “elección de nuestras cabeceras de lista por primarias abiertas a simpatizantes” y completó la idea en el texto señalando que el “reciente proceso abierto en Andalucía puede ser un buen ejemplo de ello. A tal fin, desarrollaremos un reglamento desde la Comisión de Organización y Finanzas”.

También incluyó “reforzar la dirección política y hacerla más rápida y flexible en la respuesta”, algo para lo que propuso estudiar la creación de “una Comisión Permanente, que se reuniera en función de las necesidades, formada por las secretarias ejecutivas con la participación, según los temas, de otros miembros de la dirección”.

Las propuestas de Lara –que no son definitivas, deben ser estudiadas y desarrolladas, además de aplicarse según las normas de esta organización- se completan con otras como “reforzar la elaboración colectiva para hacerla más ágil y amplia”, “mejorar la participación y la llamada a decidir de nuestra afiliación y nuestro entorno político y social” o “elaborar un programa marco para las próximas elecciones municipales y autonómicas con la participación activa de las áreas de elaboración colectiva”, que debería estar concluido para finales de septiembre.

En relación con estas próximas citas electorales, el coordinador federal también ha detallado algunas cuestiones como “extender nuestras candidaturas al máximo de localidades que seamos capaces, fijando objetivos concretos y pormenorizados”, dado que PP y PSOE controlan el 83% de los municipios españoles.

Para ello, es necesario también “elaborar un plan concreto de formación, disponible a corto plazo” para que los futuros candidato/as, sobre todo en los municipios más pequeños y que no tienen una dedicación exclusiva a la política, puedan realizar sus tareas públicas con el máximo rigor.

Pero Cayo Lara reservó una parte sustancial de su informe y de su intervención a la autocrítica. Y lo hizo sin renunciar en varias ocasiones a “felicitar a la organización” por el trabajo realizado en los pasados comicios europeos y expresar su “orgullo de ser de IU”. Para dar mayor solemnidad a lo que iba a exponer adelantó que leería este apartado sin introducir ninguna apostilla que pudiera distraer.

“Algunos de nuestros métodos –advirtió- deben cambiar, de abajo arriba, y también de arriba abajo. Tenemos que ser claros y concretos en las propuestas y, sobre todo, ser coherentes”.

Retomando el tema del “orgullo” de pertenecer a Izquierda Unida y por haber triplicado resultados en las Elecciones Europeas, Lara indicó, no obstante, que “no debe impedirnos constatar que ha habido un número importante de voto descontento con el bipartidismo que no hemos sido capaces de convertir en apoyo explícito hacia nuestra organización”.

”El gran trabajo en el ámbito de los movimientos sociales y en la construcción de la Izquierda Plural como expresión de una política de alianzas de éxito, no ha sido suficiente para canalizar la pulsión social y política hacia IU de manera más mayoritaria”, añadió.

También hizo referencia a los métodos de actuación y a dificultades que vienen de fuera: “IU ha podido ser percibida con un programa distinto y un proyecto alternativo al bipartidismo, pero en otros aspectos con un funcionamiento muy convencional, espeso, disgregado y, en ocasiones, poco ágil para la lucha social, con una tendencia al cantonalismo que dificulta la acción política y nos limita la capacidad de intervención social. Las dificultades de avanzar política y electoralmente sin visibilidad mediática nos lastran, y en la sociedad actual es absolutamente necesario abordarlo con urgencia”.

“La actual situación política necesita de nosotros audacia para avanzar en el desarrollo de IU como movimiento político y social, y en lo que conlleva esta concepción para avanzar en la nueva práctica política. En fin, esta Presidencia Federal aborda la autocrítica con voluntad plena de reconocer errores y que esto sea producto de una reflexión colectiva, así como las propuestas para mejorar nuestro funcionamiento”, concluyó Cayo Lara este apartado.

 

{jcomments on}