images/stories/agrupacion/cabeceraimpresion.jpg

 

PCEDesde el Partido Comunista de Andalucía debemos felicitarnos y mostrar nuestro total apoyo al Decreto-Ley impulsado desde Izquierda Unida Los Verdes – Convocatoria por Andalucía en el Gobierno de la Junta de Andalucía, pues supone un paso hacia delante en la defensa de los derechos del pueblo trabajador frente a la banca y un gran avance para la lucha popular que se enmarca en la lucha por el derecho a la vivienda.

Desde el PCA entendemos que el Gobierno andaluz y en concreto la Consejería de Fomento y Vivienda, dirigida por nuestra camarada Elena Cortés, ha optado en un momento de conflictividad social por ponerse de lado de los más afectados por esta crisis y lo hace con un Decreto-Ley que rompe con el discurso único neoliberal de la Troika.

Hay que reseñar además que este Decreto-Ley es una loa a la democracia que la institución andaluza, como garante de los derechos de los más débiles y frente a la codicia insaciable de los bancos, ha puesto en marcha como una importante medida política que antepone la democracia a las excluyentes lógicas del mercado. Hace respetar el derecho a la vivienda como un derecho humano irrenunciable y obligando así a las instituciones públicas a protegerlo de forma efectiva.

Andalucía ha situado el camino. Ha trazado con puño firme una cuestión fundamental para este Partido: el pueblo trabajador andaluz no va a pagar la crisis que han ocasionado los poderosos. Pero lo más importante es que ha abierto un debate necesario sobre la propiedad privada ya que se contempla la expropiación de aquellas viviendas que hayan sido, o vayan a ser, objeto de ejecución hipotecaria y supongan un riesgo de exclusión social para sus habitantes.

Para el PCA esta cuestión no es baladí y estamos convencidos y convencidas de que supondrá un paso muy importante para poder declarar a Andalucía como pueblo insumiso a los desahucios.

Entendemos que esta medida está hoy aquí gracias a la participación de IU en el Gobierno andaluz, garante de políticas al servicio de la mayoría social, por lo que debemos entender que somos, en buena medida, más necesarios que nunca. Por tanto, los y las comunistas aplaudimos esta acción del Gobierno que viene a demostrar con hechos lo que Izquierda Unida pretende ser: la voz de la calle y los movimientos sociales en las instituciones.

Mención aparte merece la movilización y la organización popular del pueblo andaluz, especialmente a través de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), quienes han impulsado y dado aliento a IU para que este decreto sea hoy una realidad.

Sin movilización popular y sin acumulación de fuerzas no habrá salida y por tanto, hoy más que nunca, necesitamos de los movimientos sociales para que juntos continuemos con la movilización y reivindicación contando con IU como soporte a este tipo de luchas en las instituciones.

Ahora toca enfrentarse a quienes ya han mostrado su posición en contra de este Decreto-Ley. Coinciden en gran medida con quienes han provocado esta crisis y, pese a ello, siguen lucrándose a costa del sufrimiento del pueblo trabajador. Convencidos de que la justicia social debe estar por encima de la avaricia del banquero, de la troika y de sus altavoces, seguiremos defendiendo la acción de la Junta de Andalucía que vaya hacia el beneficio de la mayoría.

Asimismo el Partido Comunista de Andalucía se suma a la petición que ya ha realizado la Juventud Comunista de Andalucía y el propio grupo parlamentario de IU a través de su portavoz, animando a nuestros representantes institucionales a que unifiquen sus agendas con los movimientos sociales, consiguiendo así el objetivo de Izquierda Unida de ser el brazo de lucha institucional de este gran bloque social contra las políticas de recortes, que poco a poco, está constituyéndose.

José Manuel Mariscal Cifuentes. Secretario General del Partido Comunista de Andalucía

 

{jcomments on}