images/stories/agrupacion/cabeceraimpresion.jpg
 

3Alrededor de un centenar de miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) han ocupado desde poco antes de las doce del mediodía la Oficina de Empleo de Ronda, en una de las acciones de este sindicato que comenzó paralelamente a la celebración de un acto provincial en el que participó el Secretario General del sindicato, Diego Cañamero.

Se trata de la primera reivindicación de este tipo en nuestra ciudad, que ha consistido en una ocupación pacífica por espacio de algo más de dos horas. Efectivos policiales se personaron en las instalaciones pasada la una de la tarde para requerir la presencia de Diego Cañamero. Tras dialogar con él, manifestaron que "si no abandonaban el edificio a las dos de la tarde", hora de cierre al público, se verían "obligados a desalojar el edificio". 

Antes, durante su intervención en el acto que congregó a unas 150 personas en la Plaza del Socorro, el líder del SAT afirmó que "los problemas de Ronda son gravísimos, con una tasa de desempleo que afecta a 6.500 rondeños en una población de unos 35.000 habitantes". Por ello, pidió a los ciudadanos de la Serranía "que salgan a la calle, protesten y, sobre todo, planteen alternativas". 

Entre los problemas que acucian a la comarca, Diego Cañamero señaló que "las veinte peonadas necesarias para solicitar el subsidio agrario están afectando muchísimo. En muchos pueblos supone la fuente de ingresos más importante, su mayor fábrica. Y a veces es imposible conseguirlas y hay que recurrir a la humillación, llegando incluso a comprarlas. Es lamentable, pero es así y los alcaldes lo saben", denunció.

Según apuntó el líder del SAT, "hay que eliminar estas peonadas", destacando que "de los 513.000 jornaleros con los que cuenta Andalucía, sólo cobran el PER el 40%", lo que a su criterio ha provocado que "en la Serranía de Ronda se haya producido un retroceso de 40 años en busca de los espárragos, las tagarninas, las rifas o la caza furtiva para poder salir adelante". 

Para Cañamero, "Ronda es una de las tierras más ricas de Andalucía y la gente está teniendo que recurrir a las pensiones de padres y abuelos, que son ridículas, para mantener a una familia. Es una vergüenza y el pueblo se tiene que rebelar contra esto. La única forma de que los gobiernos cambien es la presión social", haciendo alusión a una clase política "podrida y salpicada por escándalos a todos los niveles". 

Por su parte Alejandro Serrato, representante del SAT en Arriate, explicó que "el objetivo de todo lo que hemos hecho hoy es intentar que Ronda y su serranía despierten. Necesitamos apoyo ya que los sindicatos de esta ciudad no han sido capaces de movilizar a la gente". Para Serrato, "la Serranía necesita un plan de empleo específico, ya que contamos con una tasa de desempleo cercana al 40%". 

Fue durante el transcurso del acto cuando los miembros del SAT hicieron público que otro grupo de compañeros acababa de ocupar la oficina de empleo de la ciudad. Posteriormente la mayoría de personas congregadas en la Plaza del Socorro emprendieron el camino a pie hacia el polígono El Fuerte para unirse al resto de sindicalistas. Allí lanzaron proclamas contra los recortes del Gobierno central y solicitaron la eliminación de peonadas. También cargaron contra Toxo (CC.OO.) y Méndez (UGT), cabezas visibles de los dos sindicatos mayoritarios. 

El malestar de algunos trabajadores dio pie a una conversación entre la responsable de la oficina y Diego Cañamero, quien solicitó a los miembros del SAT que no alzasen la voz para dejar realizar su labor a los empleados y, sobre todo, a los usuarios que "en algunos casos han tenido que desplazarse desde otras poblaciones y necesitan ser atendidos". 

El líder del sindicato argumentó la ocupación de la oficina de empleo de Ronda en que "es un edificio importante, es propiedad del estado y aquí está la bolsa de parados. Consideramos que es el lugar idóneo para venir a protestar". 

Pese a que en un principio Cañamero expresó que "el encierro es indefinido y no nos iremos a menos que la Policía nos eche", finalmente los miembros del SAT abandonaron pacíficamente las instalaciones y no fue necesaria la intervención policial. Eso sí, Diego Cañamero anunció que "ésta ha sido la primera de las muchas acciones que tenemos previsto llevar a cabo en la Serranía de Ronda". 

 

{jcomments on}